Teoría social de Marx y la tradicion sociológica

 

El pensamiento de Marx ha sido tremendamente simplificado a lo largo de la historia. La masificación de las ideas de Marx se logró mediante la exaltación de premias descontextualizadas, esto le hizo un flaco favor al pensamiento original puesto que, estas premisas sueltas,  no lograban condensar toda la fuerza argumentativa que las sostenía y rápidamente la crítica académica las relegó a un sitial de poco prestigio. Fue una gran falla de los grandes pensadores el criticar la aplicación de la teoría Marxista, es decir, el Marxismo, sin antes buscar los principios lógicos que lo provocaron.

A continuación presentaré un transitar por las principales ideas de Karl Marx:

1.- Noción de Clase Social y lucha de clases: desde el punto de vista de Marx todas las relaciones sociales son relaciones de producción, es decir, en todas ellas se produce algo, siempre. No solo producto físico, sino también producto social, cultural (artístico, académico).  El problema es que el producto social no se reparte en función de la producción del mismo, es decir, si bien todas las relaciones sociales producen algo, no se quedan todos con su producción y en esto radica la concepción de clase social. Una clase es la que se produce y la otra es la que se queda con lo que se produce, con el producto social. Por lo tanto aquellos que producen y que no se quedan con su producto son explotados, puesto que venden su fuerza de trabajo,  y aquellos que se quedan con el producto de otros son explotadores porque la apropiación se realiza mediante un mecanismo de explotación, este es, la apropiación de los medios de producción.

Siendo así solo existen estas dos clases sociales y, como vimos, la diferencia radica en el hecho mismo de producir y no en el cuanto se produce, por lo tanto, cualquier división que se haga dentro de estas dos clases es una subdivisión de estas y no constituye la creación de otra clase social. Me explico: si decimos que un gran conglomerado como Cencosud se queda con el producto de aquellos trabajadores que venden su fuerza de trabajo por un sueldo mensual  es fácil diferenciar que el explotado es el trabajador y el explotador es Cencosud. Pero cuando se piensa en la pequeña empresa de una dueña de casa que le arrienda una góndola a Cencosud en un supermercado para vender ahí sus ensaladas  preparadas y esa dueña de casa tiene contratada a 1 mujer más que hace diariamente esas ensaladas,  lo que dice el sentido común es que esa dueña de casa es “clase media” porque su empresa es pequeña, sin embargo, desde la noción de Clase de Marx esa dueña de casa es también explotadora porque ella se queda con el producto de su trabajadora y le paga un sueldo que es inferior a lo que ella gana por el producto que genera.

Este es un gran problema de interpretación de la idea de Marx pues lo que vemos es una confusión del termino Clase con el término Estrato, es decir, dentro de una clase social podemos encontrar estratos pero no otra clase.

Otra cosa que genera alergia en las palabras de Marx es la palabra “explotado” pues para el sentido común una persona explotada es casi un esclavo,  pero la idea original de Marx nace de la teoría del valor de Adam Smith (el gran teórico del capitalismo). Smith amplió la mirada del análisis del trabajo cuando introdujo el término “plus-valor”. El trabajo humano es el único que produce más valor de lo que cuesta la reproducción del mismo, es decir, lo que necesita un trabajador para mantenerse vivo, vestido y saludable lo puede conseguir en 3 horas de trabajo, sin embargo, su jornada de trabajo es de 8 horas, por lo tanto, las horas de trabajo necesarias son “trabajo” y las demás horas son “plus-trabajo”, en consecuencia, lo que genera el trabajador en esas horas de plus-trabajo es “plus-valor”[1] para el producto. El problema se halla entonces en que el trabajador no es el que se queda con ese plus-valor, sino que es el capitalista, aquel que compra las 8 horas de trabajo del hombre. Repasando entonces uno de los aportes de Smith:  el trabajo del hombre es el único que produce más de lo que cuesta la reproducción del mismo.

Considerando este gran aporte de Smith resulta muy adecuado el término “explotado” en la teoría de Marx.

2.- Crítica al capitalismo como sistema: sin perder de vista la profundidad de la mirada de Marx planteada someramente en el punto anterior es que se debe abordar este segundo punto. La crítica de Marx no es a que existan ricos más ricos y pobres más pobres, sino que ataca a la medula misma de la lógica capitalista. La idea de que alguien produzca algo y que otra persona se apropie de ese producto es impactantemente injusta y eso es el capitalismo, por lo tanto, lo que Marx critica es esta lógica de apropiación del trabajo de otro hombre, del tiempo de otro hombre, de la libertad de ese otro hombre mientras trabaja y produce, porque si se le quita lo que produce no solo se le quita el producto sino también el tiempo invertido en producirlo.

Por supuesto que no estamos en época de esclavitud y en realidad al hombre se le pagan esas horas de trabajo,  pero  lo que no se le paga es el plus-trabajo, por lo tanto, la remuneración no es justa, esto constituye un sistema explotador en esencia.  En este punto es en donde Marx reivindica el derecho a la violencia revolucionaria, es decir, el derecho a defenderse de esta explotación de la misma manera en que esta se lleva a cabo, a saber, mediante la violencia.

3.- Una sociedad sin clases sociales es posible: es la reproducción de este sistema explotador lo que llevará finalmente a la abolición del mismo. Llegado el momento del colmo, este sistema se destruirá a si mismo puesto que la revolución de los medios de producción ha llevado a la revolución del consumo, es decir un consumo que ha aumentado a la misma velocidad de que aumenta la producción, siendo así, las necesidades que se despiertan en los trabajadores explotados son cada vez más difíciles de cubrir con el sueldo que se les paga por producir esos bienes. Por lo tanto llegará el momento en que lo que cueste reproducir el trabajo sea más que lo que se gane en hacerlo, en ese momento llegará el fin del sistema capitalista y con él el fin de las clases sociales, porque estas se fundamentan en la relación de apropiación del producto social y cuando esta apropiación ya no exista, entonces  ya no existirán las clases que generaba.

De esta tremenda correlación de ideas lo que se ha comprendido es lo siguiente:

Marx dijo Clase social, la tradición sociológica lo interpretó como: estrato social.

Marx dijo Crítica al Sistema capitalista como sistema de explotación mediante la apropiación de los medios de producción lo que obligó a los trabajadores a vender su fuerza de trabajo, la tradición entendió: crítica a la propiedad privada.

Marx dijo Una sociedad sin clases sociales mediante la liberación de los medios de producción y la repartición justa de los frutos del trabajo social y la tradición pensó que hablaba de un robo de los bienes de los ricos para repartirlos entre los pobres.

Estas tres interpretaciones falaces de las ideas de Marx solo han generado un rechazo prejuicioso de ellas, arrebatándoles el derecho a ser masificadas en toda su verdad y juzgadas por su mérito.

[1] De aquí nade la palabra Plusvalía

JO, 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s