Estado: Hume y la tradición liberal versus Hegel.

Hegel propone una visión del estado que Marx muy acertadamente tildó de ideología, para Hegel el Estado es la totalidad de lo social, es decir, aquello que envuelve todos los aspectos de la actividad social. En el estado encontramos la sociedad civil y la Eticidad, compuesta a su vez por la Moralidad y el Derecho.

La Eticidad es el equilibro entre el Derecho, que es el conjunto de normas necesarias para la dirección de las acciones de los hombres[1],  y la Moralidad, que es  nada más que la disposición de los hombres para obedecer estas normas regentes, esta moralidad está conformada por un elemento cultural de unión entre todos los hombres, este elemento causa que cada uno se sienta identificado con el otro. Para Hegel este elemento era el cristianismo, pero no el cristianismo católico, sino que las enseñanzas principales del cristianismo. Estas enseñanzas están más fielmente representadas por los protestantes puesto que el protestantismo se basa en los sentimientos de generosidad y bondad, por lo tanto,  trabajan directamente sobre la violencia del hombre.

 Por otro lado existe la sociedad civil, que es el conjunto de hombres libres que, al ser libres, eligen entregarse a esta moralidad voluntariamente para no transgredir las normas, sin embargo, los conflictos igualmente se presentan y es en ese momento en donde interviene el gobierno. Por lo tanto, el rol del gobierno en Hegel es de mediador entre los hombres libres o la libertad individual de los hombres y el derecho.

Pero en la práctica la estructura estatal funciona de una manera diferente, esto es lo que nos presenta la tradición de Hume. Ya en el terreno material el derecho se ha salido de sus límites; si en la teoría su función  era la de limitar la violencia de los hombres mediante normas jurídicas, en la práctica se limitaba la libertad del hombre, no solo la violencia. Si en la teoría existía una moralidad que motivaba la voluntad de los hombres, en la práctica hay un derecho penal que provoca que el miedo al castigo sea mejor incentivo que una moralidad cristiana.  Si en la  teoría el gobierno mediaba en los conflictos entre hombres y el orden jurídico, en la práctica el gobierno se confundió con el Estado y se generó lo que llamamos Estado de derecho. Lo que en Hegel era un Orden Jurídico en Hume es un Estado de Derecho en donde el Estado se adjudica para si el monopolio de la generación del derecho.

Esta es precisamente la lucha del liberalismo, busca mantener la independencia de los ciudadanos frente al Estado. Para la tradición liberal el Estado está conformado por lo que en Hegel eran las instituciones de gobierno. Si el Estado de Derecho lo miramos desde la perspectiva Hegeliana sería disonante decir que las instituciones del Estado limitan la libertad de los ciudadanos, porque el Estado en Hegel no tiene instituciones, el Estado lo es todo, es un conjunto de partes que conforman la sociedad; la totalidad de lo social; bajo este prisma las demandas liberales tendrían que ser aplicadas al gobierno, más específicamente al derecho dentro del gobierno. Sin embargo la tradición liberal llama gobierno al conjunto de personas gobernantes y llama Estado a la estructura sobre la cual estas personas trabajan, así el gobierno cambia constantemente de representantes pero la estructura Estatal permanece y lo oprimiendo las libertades individuales de los ciudadanos.

En el Estado de Derecho las libertades individuales están completamente transgredidas puesto que no existe, realmente, la posibilidad de generar derecho por parte de los ciudadanos, más bien existe un campo de acción dentro del cual los ciudadanos pueden vivir, los límites de este campo de acción son el derecho dictado por las instituciones estatales[2], es decir, los poderes del estado: ejecutivo, legislativo y judicial; es mediante estos tres brazos que el estado ha monopolizado la generación del derecho y los ciudadanos pueden hacer contratos solo dentro de lo que el derecho dictado permite.  A esta constante limitación de las libertades individuales por parte del Estado es lo que se llama Estatalización del Derecho, es decir, un Estado en donde todas las posibilidades de generación de derecho las tiene el Estado.

Esto en términos generales no debiera ser un problema, pero lo es y ¿por qué lo es? Por el exceso; en la práctica el derecho ha calado tan profundamente en todas las posibilidades de acción del hombre que para cada acción existe un derecho que lo rige, por lo tanto, el ciudadano no es libre de elegir un camino porque el derecho ya ha demarcado todos los caminos que se pueden elegir, siendo así, al ciudadano no le queda más que estar de acuerdo con lo establecido o someterse a un juicio por actuar en contra del derecho.  

[1]  Recordemos que para Hegel el hombre es primeramente libre, esto implica que puede ser pacífico y también puede ser violento. La convicción de Hegel es que la libertad actuaba en el hombre en un sentido negativo, es decir, el hombre mostraba un comportamiento mayormente violento, esto genera la necesidad de las normas sociales, el derecho,  que limiten estos comportamientos.

[2] En Hegel estas instituciones serán gubernamentales, es decir, parte del gobierno, no del estado

 

Jo, 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s